¡ AVISO !

¡¡¡ AVISO !!! Estas historias no tienen nada que ver con ninguna historia real, están todas echas desde la misma imaginación, ni tienen dedicaciones ni indirectas, GRACIAS.

viernes, 29 de agosto de 2014

Quiero zapatos nuevos

Aquel niño, sentado en el banco, mirándose de arriba a abajo, una camiseta blanca medio sucia, unos pantalones rotos que no les llegaban ni a sus zapatos y unos zapatos rotos por delante donde se le sobresalían los dedos...
El niño se fue debajo de un árbol y se quitó los zapatos, metió las manos en los zapatos y empezó a hablar con los zapatos como si de dos calcetines se tratasen.
De repente se giró y había un niño en el banco vestido con un traje, un peinado bien echo, unos pantalones y unos deportivos de marca, el niño debajo del árbol, le preguntó a sus zapatos:
¿ Porqué soy así y él así ? ¿ Porque él tiene todo lo que quiere y yo no ? ¿ Porqué ?
De repente empezó a desear ser como aquel otro niño de banco, cerró los ojos y por arte de magia se metió en el cuerpo de aquel niño donde estaba sentado en el banco y aquel niño del banco se metió en el cuerpo de el niño pobre.
El niño rico [ siendo el niño pobre ] empezó a saltar y a brincar y correr por la calle, mientras el niño pobre [ siendo el niño rico ] se notaba algo raro, y es que vino alguien con una silla de ruedas a llevárselo...

Más vale ser pobre y tener salud 
Que ser rico y no tenerla
¿ No crees ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario